Saturday, November 11, 2006

Lo que sea para no trabajar...

Me he dado cuenta de que la mayoría de mis amig@s bloger@s hablan de sus vidas cotidianas etc. en sus blogs, y yo casi nunca. Casi siempre sé algunas cosas que han hecho Betty, Nadine y Isa le semana pasada, por ejemplo. Así que hoy he decidido que yo también voy a poner cosillas asi sobre mi vida... no porque creo que pueda interesar a alguien, sino porque es divertido (y hoy tengo que trabajar y no me apetece para nada!!! ;-))) Es como un diario entre amigos. Así que para empezar, he hecho esta lista de mis libros, películas y canciones favoritas (vamos, ¡lo típico!), de las tres cosas más raras de mí y de tres cosas que quizás no sabíais, y por fin de tres cosas que he aprendido esta semana. Ahora la idea es que quién quiera, y tenga tiempo, ¡me sigue en su blog, dejándome un mensaje para que lo sepa!

Tres libros favoritos:

* El Amor en Los Tiempos de Cólera de Gabriel García Márquez
* Paula de Isabel Allende
* Hanna’s Daughters de Marianne Fredriksson (¡lo del nombre es pura coincidencia!)


Tres películas favoritas:
* Los Amantes del Círculo Polar de Julio Medem (porque sí)
* Como Agua Para Chocolate de Alfonso Arau (porque después de ver esta película a los 15 años decidí que en cuanto podía, a los 18 años, iría a vivir en Méjico, una experiencia que cambio mi vida).
* Little Big Man de Arthur Penn (porque me recuerda a mi infancia… junto con mis 3 hermanos lo hemos visto quizás 10 mil veces…o al menos 30 ;-)

Tres canciones favoritas:
* Bésame Mucho (Consuelo Velázquez)
* La Vie en Rose (Edit Piaf)
* Sweet Dreams (Eurythmics)

Tres cosas más raras de mi:
* Para dormirme, tengo que mover algo. Puede ser un pie, una pierna o un mano, pero sin moverme no consigo el sueño. Al principio Julien decía que le mareaba, pero seguramente que después de todos estos años ¡ya no podría dormir sin mis movimientos! ;-)

* Como las cosas por separadas. Si tengo, por ejemplo, un plato con carne, verdura y arroz (o lo que sea) como primero una cosa, luego la otra y luego la última, pero no las mezclo nunca. Incluso cuando como una hamburguesa, por ejemplo, como primero la carne, y luego el pan. Claro que hay excepciones: cuándo como espagueti boloñesa o lasaña, por ejemplo, ¡no me divierto separando la carne de la pasta, por ejemplo! ;-))) Croissants de chocolate también escapan a la regla ;-)))

*Soy chocohólica, no puedo pasar ni un solo día sin comerme chocolate, pero luego no me gustan ni el helado de chocolate, ni las galletas de chocolate… hay que ver.

Tres cosas que quizás no sabéis de mí:
* Durante mi infancia vivía en el Zaire
* A los 18 años fue a Méjico donde trabajé de voluntaria en una casa hogar para niños abandonados y maltratados durante seis meses.
* Hace 6 años rompí mi espalda en un accidente de autobús en Maruecos

Tres cosas que he descubierto esta semana:
* Cuando abro el buzón y veo una carta de Hacienda, mi ritmo cardiaco de repente se triplica, aunque tenga la conciencia completamente limpia… ¡es alucinante!

* La razón por la que muchos franceses no dicen el “s” cuando hablan de cosas en plural, es porque en francés, aunque se escriba, no se pronuncia el “s”. O sea que pronuncian “maison” en “une maison” y en “deux maisons" de exactamente la misma manera. Yo llevo años preguntándome porque Julien no pronunciaba sus "s", y por fin lo entiendo. Y es que encima he descubierto que no tiene remedio. Hace algún tiempo fuimos a desayunar en la panadería cerca de casa, y le dije, "hoy tienes que hacer un esfuerzo". O sea que el, de manera muy seguro de el cuando vino la camarera, le dijo "dos café con leches, por favor". Aquel día entendí que no había nada que hacer.

* Por mucho que los hombres “modernos" hacen cosas en la casa, les falta iniciativa. O al menos, al mío le falta. Con esto quiero decir que si le pido que haga algo, lo hará, pero que de manera espontánea ni se le ocurre. Esto lo comprobé poniendo la ropa fuera en el balcón para secar, y no recogiéndola. ¡Después de una semana seguía allí! Lo más curioso es que el martes desapareció su camisa de fútbol del tendedero y otro día sus calzoncillos. Cuando un día me pregunto donde estaba su camisa, le dije "en el balcón, donde lleva una semana"... y tampoco lo entendió. Es para flipar. Cuando le expliqué lo que había hecho y lo que había comprobado, me dijo de manera muy sincera “ostras, es verdad... ¡pues fíjate que no se me ocurrió!" Qué bonito.

Ahora a vuestro turno, ¿quién se anima?

4 comments:

Isa said...

A Agustí le pasa lo mismo, si no le dices las cosas no las hace. Pero no me voy a quejar, que lo de barrer y fregar el suelo, hacer el baño y fregar los platos ya no hace falta decírselo.
Me gusta tu test, pero creo que voy a esperar un poco antes de hacerlo, mi último post fue un mega-test :P

topita_voladora said...

Que bonito post!!!
Ya te conocemos un poquito mas :)

Besos!

Carme said...

Hay Hanna, esta característica masculina que acabas de describir creo que és común al 90% de los hombres ... el mío, cuando nos casamos dejaba su ropa en el suelo, al lado de la cama (su madre se la recogía cada día)hasta que acumuló la suficiente para entender que debía dejarla en el sitio adecuado :-))))))
Besos

Laura said...

Me ha hecho muchísima gracia lo de los café con leches ¡genial!. En cuanto a las labores del hogar y la iniciativa masculina...soy muuuy afortunada: mi chico friega, plancha, limpia...más majo